Blefaroplastia láser sin cirugía o Resurfacing

¿Estás planteándote rejuvenecer tu mirada a base de pequeños retoques, sin cirugía? La técnica Resurfacing con láser es una técnica de blefaroplastia sin cirugía para rejuvenecimiento de la piel de los párpados y del contorno de ojos.

Así conseguimos corregir pequeños excesos de piel y pliegues en los párpados, suavizar pequeñas arrugas y una piel más lisa, luminosa y brillante. Aun así, las bolsas de grasa y los excesos de piel en ocasiones sólo responden a la cirugía, y en estos casos la blefaroplastia con láser Co2 es la mejor opción asociada al resurfacing láser para el rejuvenicimiento integral de la mirada.

¿QUÉ ES LA BLEFAROPLASTIA SIN CIRUGÍA?

El término de blefaroplastia sin cirugía no es correcto académicamente ya que blefaroplastia es un término quirúrgico. Sin embargo ya se ha hecho popular, y se entiende por blefaroplastia sin cirugía el conjunto de tratamientos médicos, no quirúrgicos, para la corrección de exceso de piel, bolsas y ojeras que dan a nuestra mirada un aspecto triste y envejecido.

TÉCNICAS DE BLEFAROPLASTIA

Para rejuvenecer la mirada y conseguir una apariencia más fresca y tersa, existen múltiples técnicas:

1.- CIRUGÍA (Blefaroplastia):

     A.- Blefaroplastia tradicional

     B.- Blefaroplastia con Láser

2.-TRATAMIENTOS NO QUIRÚRGICOS (blefaroplastia sin cirugía):

     A,- Técnicas inyectables de diversos productos:, Hialurónico, Toxina botulínica, hidroxiapatita cálcica,PRP con factores de crecimiento, vitaminas, grasa, gas CO2, etc.

     B.- Técnicas con diferente aparatología:

  • Equipos de láser de CO2, de Erbio y laser Fraxel, en modo fraccional ablativo o subablativo (blefaroplastia láser no quirúrgica o resurfacing láser)
  • Equipos generadores de plasma.
  • Radiofrecuencia.
  • Ultrasonidos (HIFUS)
  • Equipos de Luz Pulsada (IPL)
  • Etc.
Pixelado de la piel en un tratamiento de resurfacing láser: máximo control y precisión.
Pixelado de la piel en un tratamiento de resurfacing láser: máximo control y precisión.

¿Cómo actúa el resurfacing láser?

El Resurfacing utiliza equipos de láser CO2, de Erbio Yag y láser Fraxel. Puede aplicarse ya sea en los párpados y zona periocular (blefaroplastia láser sin cirugía) o incluso en toda la cara. El tratamiento láser provoca la renovación acelerada de las capas superficiales de la piel, y al mismo tiempo estimula la producción de colágeno en las capas más profundas

El Resurfacing es una técnica de regeneración y renovación de la piel aplicando múltiples impactos de luz láser, en modo fraccional ablativo o subablativo. Con láser hacemos un pixelado de la piel a tratar, con infinidad de micropuntos del tamaño de un pixel en los que se produce vaporización de la piel envejecida. Quedan rodeados de tejido intacto circundante para una rápida regeneración y renovación de la capa más superficial de la epidermis. La piel se retrae mejorando los pequeños excesos de piel y pliegues de los párpados, así como las pequeñas arrugas. La piel rejuvenecida es más lisa, tersa y luminosa.

Aplicación del láser: Podemos modular la profundidad a la que actúa el láser para que la renovación de piel sea más o menos superficial.
Aplicación del láser: Podemos modular la profundidad a la que actúa el láser para que la renovación de piel sea más o menos superficial.

Rápida Recuperación

Se aplica anestesia mediante crema, pero puedes llegar a notar un pequeño escozor durante el tratamiento que minimizamos con equipos que generan aire frío.

El primer día la sensación es parecida a la de una quemadura solar. El párpado y la piel de la zona tratada están ligeramente inflamados y enrojecidos durante dos o tres días, formándose unas pequeñas costras que van oscureciéndose y terminan por caer en 5 a 7 días. La zona queda con un ligero enrojecimiento (se puede enmascarar con maquillaje) que disminuye paulatinamente.

Habitualmente con gafas de sol podrás salir a la calle en dos o tres días. Se recomienda evitar el sol, usar factor protector 50 y cremas hidratantes.

¿CUÁNTAS SESIONES SON NECESARIAS?

A menor grado de intensidad de aplicación, la renovación de la piel será más superficial, tendrá menor efectividad, más corto el periodo de recuperación y más sesiones de tratamiento para conseguir el mismo resultado.

Con Láser de CO2 la sesión de resurfacing suele ser única. Con láser de Erbio pueden ser necesarias de 1 a 3 sesiones, con un intervalo de 2 meses entre cada una, en función del grado de afectación de la piel.

Los resultados son naturales y duraderos, aunque la piel sigue el proceso de envejecimiento fisiológico. Puede repetirse el tratamiento.

El plasma no es láser, se aplica manualmente punto a punto a modo de “microquemaduras”.
El plasma no es láser, se aplica manualmente punto a punto a modo de “microquemaduras”.

EL PLASMA NO ES UN LÁSER, ¡QUE NO TE CONFUNDAN!

Además de láser, hay otra aparatología como la radiofrecuencia y el plasma. La mayoría de los centros que anuncian blefaroplastia sin cirugía se refieren al tratamiento con plasma. En muchos casos los llaman plasma-laser, o laser de plasma, incluso blefaroplastia láser. Eso es publicidad engañosa. Que no te confundan, no son equipos de láser.

Los equipos de “plasma” son muy parecidos a un bisturí eléctrico que no contacta con la piel. Actúan originando una energía similar a pequeñas chispas eléctricas. El profesional manualmente va realizando, punto a punto, múltiples “microquemaduras” muy superficiales en la piel. No dejan cicatriz pero evidentemente no hay el control ni precisión que aporta un equipo láser, los resultados no son los mismos y son necesarias varias sesiones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Call Now Button